Nuestro centro se renueva

Pista deportiva en la que se instalará la cubierta.

El IES Rosario de Acuña pasará este verano en obras. En concreto, serán cuatro los espacios objeto de reformas de cara al próximo curso. Éstas incluyen cubrir una de las pistas deportivas, instalar un ascensor, rehabilitar la fachada y aislar un espacio en el sótano. El techado de una de las tres canchas del instituto era una reivindicación «de hace veinte años», señala la directora del centro, Isabel Puente. «Es necesaria una pista cubierta para el recreo y para las clases de Educación Física. El gimnasio es pequeño y a veces, cuando coinciden dos clases, una se tiene que quedar en el aula», ilustra.

Para dar cumplimiento a la normativa de accesibilidad y eliminación de barreras arquitectónicas, el centro instalará un ascensor y rampas. «Intentaremos construir también un baño adaptado», apunta Puente. La cubierta y el proyecto de accesibilidad cuentan con partidas especiales de la Consejería de Educación, por un importe de 25.000 y 60.000 euros respectivamente. A estas mejoras se suma una inversión de 55.000 euros a cargo del presupuesto de mantenimiento del propio centro, que se destinará a pintar la fachada y cambiar parte de las ventanas de la planta baja.

Las obras también afectarán al sótano, donde se aislará un espacio que podrá ser utilizado como aula taller. No obstante, la dirección no descarta «otros usos», como los recreativos. En total, las reformas suman 140.000 euros y la dirección prevé que comiencen «en cuanto acaben las clases. En septiembre esperamos tenerlo terminado».

 

540 alumnos

El IES Rosario de Acuña cuenta actualmente con 540 alumnos y, con vistas al próximo curso, la directora confía en registrar «una matriculación muy buena». En prematrícula de Bachillerato, señala que ya tienen solicitudes de alumnos de colegios concertados, como el San Miguel, «por ser éste un centro pequeño y manejable».

Noticia en El Comercio